Silvia Gurfein. Astilla extrella párpado pantalla

Silvia Gurfein presenta una muestra acerca de la pintura como método de reflexión filosófica. En esta nueva serie piensa acerca de los ciclos de la vida, los finales, y la pintura como un modo de reconocer la finitud de todo lo vivo y al mismo tiempo de extender el tiempo. Dice que se generan demasiadas imágenes que son tan instantáneas que se olvidan inmediatamente, que quiere producir menos imágenes y que sean recordables. Y cita a John Berger: “La pintura es, en primer lugar, una afirmación de lo visible que nos rodea y que está continuamente apareciendo y desapareciendo. Posiblemente, sin la desaparición no existiría el impulso de pintar, pues entonces lo visible poseería la fijeza (la permanencia) que la pintura lucha por encontrar. La pintura es, más que cualquier otro arte, una afirmación de lo existente, del mundo físico al que ha sido lanzada la humanidad.”
Gurfein pinta y despinta, el acto de lijar el óleo ya seco, de hacer desaparecer la imagen cuidadosamente pintada le parece esencial. Recupera dos iconografías clásicas de la pintura: las flores y la gometría (píxels). Son sus excusas para ejercitar una poética de lo vivo y de su otra cara: las extinciones, las huellas, los rastros.
En el texto que acompaña la muestra Tulio de Sagastizábal escribe: “Pequeña y monumental es su acción de emprender y elaborar lo que puede desaparecer…Pero una memoria minúscula es suficiente para los ojos que han sabido ver, que han conocido el aliento de lo vivido, que se han maravillado y soñado, que contemplaron los sobresaltos de la pasión y se embarcaron en luces y en sombras sucesivas.”

 

Silvia Gurfein
Astilla extrella párpado pantalla

Desde el 31 de mayo de 2019
Inaugura: 19hs.

Galería Nora Fisch
Avda. Córdoba 5222
Ciudad Autónoma de Buenos Aires